El aura protectora

“El fortalecimiento del aura es el
primer paso en el camino correcto”

Para vivir la vida a plenitud es importante tener una actitud positiva, ya que esta genera hechos positivos y hace que los demás se muestren abiertos hacia nosotros. Los pensamientos y las  actitudes negativas; así como los actos que de ellos resulten, limitan nuestra capacidad y provocan situaciones dolorosas.
Somas nosotros los que creamos nuestro realidad a cada momento; las elecciones que hacemos, ya sean positivas o negativas, causarán efecto positivo o negativo, respectivamente.
Una vez que comprendemos que siempre tenemos la posibilidad de elegir entre estas dos realidades  en cual­quier momento, adquirimos una gran responsabilidad.
¡La elección es simple, optamos por lo positivo!
Una de estas posibilidades, es una técnica de visualización llamada el aura protectora, la cual podemos emplear y nuestro vida cambiara, ya que al  ayudarnos a crear actitudes positivas, sucederán cosas positivas.
Esta visualización la podremos hacer en cualquier parte. No hace falta que cerremos los ojos, aunque al principio puede resultar mas fácil si la realizamos con los ojos cerrados. Una vez que dominemos la idea básica la podremos emplear siempre que lo deseemos, en cualquier momento.
EI aura protectora es estupenda cuando alguien intenta discutir con nosotros o perturbar nuestra tranquilidad. Es importante para ayudarnos a vivir “en el presente”. EI use del aura protectora requiere nuestro presencia en el eterno presente, ofreciendo paz y seguridad.

Pensemos en todos los pensamientos negativos y lostemores que nos acechan actualmente y alejémoslos de nosotros durante un tiempo. Tomemos la decisión de que al menos durante un minuto al día podemos librarnos de ellos. Este será nuestro escape momentáneo. Imaginemos que hemos arrojado toda esta carga mental que llevamos lejos de nosotros.
La dejamos en un rincón y permitimos que salga de nuestra mente.
Los momentos que vienen a continuación son maravillosos. Tomamos aire y gritamos en silencio:
iFuera!, pero pensándolo verdaderamente.
Respiramos profundamente y mantenemos la respiración contando hasta cinco, luego expulsamos el aire lentamente, liberando la tensión que aun pudiera quedar, y nos relajarnos. Respiramos por segundo vez imaginando que nuestro cuerpo esta cubierto por una hermosa capa de metal dorado. AI respirar esta vez, vemos que esta capa se infla, cubriéndonos y rodeando los bordes externos de nuestra aura. EI oro es el color protector por excelencia en el reino físico; sus reflejos y su pureza impiden que todas las fuerzas externas negativas entren en el aura.
Lo negativo solo puede venir ahora desde nosotros mismos, desde el interior de la envoltura dorada.
Llenemos el interior de este capullo protector dorado con la hermosa luz positiva del arco iris. Respiremos esta energía positiva, fresca y tranquilizante, y relajémonos.
Es nuestro tiempo, aquí estamos a salvo, protegidos de las fuerzas negativas del exterior.
¡Sintamos alivio!
Sin embargo, hay una advertencia. Un pensamiento negativa procedente del interior puede destruir este capullo protector, y será preciso volver a reconstruirlo. Esto se hace fácilmente, basta con respirar para crear uno nuevo y llenarlo otra vez de cosas positivas.
Como podernos notar, la primera vez que se trabaje con esta técnica, invertiremos gran cantidad  de tiempo fabricando nuevas auras protectoras.
Esta técnica es ideal para usarla en el trabajo.
Con frecuencia nos vemos sometidos a presiones y nuestra atmósfera se llena de actitudes negativas. En estos casos, construyámonos un aura protectora. Una vez que alcancemos un estado de ánimo sereno y positivo, no entraremos en el juego de alguien que está enfadado.
¡Todas nuestras respuestas serán positivas!
¡Seremos intocables!
Al vernos sonreír, nos devolverán la sonrisa.
EI aura protectora es una visualización que genera pensamientos positivos en nosotros.
Es la clave para que nuestra conciencia despierte y tengamos su Luz en nuestro corazón.

Protegiendo nuestra aura

Nuestra aura es algo muy frágil, que se puede cortar o desgarrar, e incluso penetrar. Debemos proteger nuestra aura y así como protegemos nuestro cuerpo ffsico; ya que una aura fuerte y saludable puede ser la esencia misma de nuestro salud física y mental.
Protejamos este arco iris que nos rodeo, ya que al hacerlo estamos protegiendo todo nuestro ser.
El aura nos sirve como espejo y escudo personal; ya que nos refleja y nos cubre.
Cuando amamos a alguien, el aura adquiere un brillo suave que irradia cariño y admiración; es un espejo de nuestra alma. Pero si alguien esta enviando odio y violen­cia, nuestra aura nos protegerá; será un escudo.
Para proteger nuestra aura, es básico que aprendamos  amar nuestro cuerpo físico y mental.
La protección videncial debe formar parte pe todos los momentos durante la vigilia, y debe estar grabada en nuestro subconsciente.
Este es uno de los aspectos más importantes de la conciencia del aura y debemos siempre tenerlo en cuenta y proteger nuestra aura.
Un aura debidamente reforzada con el amor en noso­tros mismos y en la autoconfianza, puede llegar a irradiar energía positiva e  influir directamente en todos los que nos rodean.
Amar a la persona que nos hace  daño es importante, pues elimina del aura todas la influencias negativas.
Aceptemos esto, y estaremos protegidos; incluso de la persona que mas daño nos puede hacer…
¡Nosotros mismos!
Influencias negativas

Aunque tengamos la mejor salud física y mental, las influencias negativas se pueden percibir con frecuencia. Es importante reconocer estas influencias y evitarlas.
Una influencia o vibración negativa es como una enfermedad  contagiosa, ya que afectara a todos los que se encuentran cerca. Algunos de nosotros hemos percibido esta negatividad cuando en un grupo de  personas de pronto se pierden’ las sonrisas. Parece como si el sol se hubiera puesto antes de tiempo y nos sentimos irritados y molestos.
Para evitar esto, hagamos una visualización de grupo. Veamos que una capa nos cubre a todos, protegiéndonos y sintiendo su bondad y su pureza. Sepamos que la energía del amor universal nos rodea y que nos cura el alma.
Si queremos intentar llevar la armonía a nuestros semejantes deberemos retirarnos a un lugar tranquilo Y silencioso, donde podamos concentrarnos y que no seamos interrumpidos.
Visualicemos una gran nube rosada que cubre a todas las personas que conocemos; imaginémoslas cubiertas por esta energía de amor. Veamos que cada una de ellas acepta el don del amor y del afecto, y a su vez que cada una de estas personas proyecta una sonrisa a otra persona.
¡No olvidemos incluirnos en este grupo!
La gratitud es uno de los preceptos básicos de las personas que tienen el don de percibir su Luz,
¡Demos gracias!
Decidamos que camino queremos seguir: el de la armonía oel estarnos quejando de nuestra existencia.
Nuestra aura, es el ropaje que El nos brinda con el fin de acrecentar el amor.
No la destruyamos, ni la obliguemos a abrirse por descuido; por el contrario, hagamos que nos  cubra herméticamente, porque nos envuelve en su Amor y en su  luz.

“¡Que oportunidad tan maravillosa tenemos,
cuando logramos ver la Luz
que El nos ha dado!”

Más allá del arco iris

“¡Quién no ha sido algo niño al mirar un
arco iris… tu siempre has tenido uno!
¿Algunos lo llaman aura… tú sólo brilla y sonríe!”

Sigamos en la búsqueda de ese ir mas allá de lo que somos, de continuar el esfuerzo encaminado a demostrar lo que podemos llegar a ser cuando nos unimos con su Luz: porque sabemos que esa energía que proviene de EI y que nos cubre, es la que nos da los tonos del arca iris.
Ya sabemos sobre la vibración del don sobre como afecta la retina del ojo conocemos sus diferentes aspectos y percibimos el sutil sombreado que indica las gradaciones de nuestros pensamientos y sentimientos.
Pero es mucho más maravilloso cuando en vez de percibirlos como emanaciones de nosotros por fin lo vemos como lo que es: la imagen original de su Luz, la cual se ha manifestado en nuestra aura.
Cualquiera de nosotros que intuimos nuestro verdade­ro tamaño, comparado con lo que vemos en una noche estrellada, percibimos la existencia de un Ser Superior, de una Energía Universal…de El
Esa Energía Universal que nos rodea y da vida a todas las cosas, esa Energía que no tiene Iímites y a la cual podemos recurrir en cualquier momento, en cualquier hora, de día o de noche, en cualquier día del año.
Algunos le asignan a esta energía nombres científicos: pero, sea cual sea su nombre, allí la tenemos para solicitarla siempre que lo deseemos.
¿Queremos éxito?
¿Necesitamos felicidad?
¿Buscamos el despertar espiritual?
Sea lo que sea a lo que aspiramos, podemos con­seguirlo por medio de la Energía Universal.
Cuando levantamos la vista al cielo, nos hacemos preguntas sobre nuestra existencia y la de todo lo que nos rodea, y nos encontramos con algo que está más allá de nuestra comprensión.
Este misterio insondable del universo es el secreto de la Energía Universal.
Los milagros de la naturaleza, la frescura de llover, una flor que se abre, el revolotear de un ave, los tonos del arco iris, el movimiento de los astros; todo esto que va más allá de nuestra verdadera comprensión.
La Energía Universal es de una vastedad tal, que a veces perdemos la capacidad de asombrarnos. Podemos acceder a esta energía y aprender a utilizarla de una manera constructiva. Todos los curadores utilizan esta Luz Universal; aunque pueden darle otros nombres, los resul­tados son los mismos.
Esta Energía Universal esta disponible para todos. Basta con saber que EI esta allí en todo momento para ayudarnos. Lo único que tenemos que hacer es aceptarlo.
La Energía Universal es también una forma excelente de obtener una relación armoniosa con los demás. Si tenemos un problema a la hora de relacionarnos con alguien o existe una situación que al parecer no se puede resolver probemos con la Energía Universal.
Lo importante es aprender a utilizar esta energía para el bien: así permanecerá el equilibrio de nuestra aura con lo que nos rodea.
Para recurrir a La Luz Universal, hagamos lo siguiente:
Busquemos un lugar donde relajarnos y meditar.
Es importante practicar esta reflexión en un  ambiente tranquilo.
Calmemos nuestra mente antes de emprender este viaje  del pensamiento hacia la Luz Universal.
Cerremos los ojos, respiremos profundamente, tres veces, y abandonemos todos los pensamientos externos.
Utilicemos la imaginación hasta su máxima altura.
Imaginemos el lugar en que estamos, sin techo, por el cual nos llega la Energía Universal. Visualicemos como se derraman los rayos del sol sobre nuestro cuerpo físico y mental, impregnándolo. Disfrutemos de las sensaciones de calor, del calor del alma, de la paz que El nos da.
Proyectemos una imagen de belleza sobre cualquier persona que intentemos ayudar a relacionarnos armoniosamente. Observemos como su rostro se beatifica al recibir la Luz Universal. Veamos como lo0 cubren los rayos del amor del sol. Pidámosle a EI que le ayude a encontrar la paz interior.
Esperemos en silencio y con paciencia a que esta persona encuentre la tranquilidad como la hemos encontrado nosotros.
Acerquémonos mentalmente a  él con los brazos abiertos. Veamos una comprensión total, y sepamos que todo irá bien a partir de este momento.
Demos gracias a EI por hacer posible todas las cosas. Antes de abrir los ojos, seamos, conscientes de que la Luz Universal está disponible en todo momento.
Salgamos de nuestro lugar tranquilo sintiendo, amor y armonía. Caminemos suavemente sabiendo, sin reservas, que podemos recurrir en cualquier situación a la Luz Universal para que nos ayude.
El estudiar el aura nos demuestra que somos mejores de lo que pensábamos.
Podemos ver como se interrelacionan nuestros pen­samientos, nuestra aura y nuestros chakras.
Hemos vista como podemos curamos y curar a los demás transmitiendo esa Energía Universal.
Al comprender el como crear y mejorar nuestro reali­dad descubrimos que del mismo modo podemos crear un mundo mejor.
Debemos saber que, de la misma manera que El nos da su Luz, le brinda esta misma Luz a todo el planeta; y así cada acto que realizamos, pasa a formar parte de esta aura planetaria.
Para seguir avanzando del modo máspositivo debe­mos aprender primero a dominar el pasado y erradicar sus aspectos negativos para continuar caminando con libertad.
Es verdaderamente importante aprender a perdonar y desechar los acontecimientos del pasado. Al aferrarnos a sentimientos negativos, como el resentimiento, lo único que hacemos es alimentar nuestra ira, y ella se alimenta de nosotros.
Cuando eliminamos estos sentimientos negativos, lim­piamos nuestra aura y potenciamos la salud y el bienestar emocional, espiritual y físico,
¡EI perdón es fundamental!
Es la puerta que nos lleva más allá del arco iris, donde reina la paz y la armonía.
Tenemos las respuestas desde hace años. Rondaban en nuestra mente en el plano intelectual. Pero raras veces llegaban a nuestros corazones, allí donde la verdadera curación es necesaria,
La mayoría de nosotros ha oído hablar de las afirma­ciones o las hemos empleado, de una u otra forma, en algún momento de nuestra vida. Son un recurso excelente para superar los viejos recuerdos, sustituyendo las conduc­tas negativas por otras positivas.
Muchos de nosotros, tal vez, habremos intentado rea­lizar ejercicios de afirmación con poco o ningún éxito. Las afirmaciones eran demasiado largas o simplemente nos dábamos por vencidos,
Otros habremos obtenido resultados negativos de estas afirmaciones, Debemos tener cuidado al pronunciar las afirmaciones, La causa mas común por la que una afirmación no surte efecto suele ser porque se emplea durante un periodo de tiempo demasiado breve. Los comportamientos, creencias y actitudes que intentamos cambiar han crecido con nosotros durante muchos años y es preciso un esfuerzo tremendo para superarlos.
Dado que los viejos recuerdos han tenido mucho tiempo para quedar grabados en nuestro subconsciente, su superación requiere un periodo igualmente largo.
La afirmación debe ser breve, ya que el ego busca alguna razón para no cambiar y una afirmación larga es una buena excusa para detener el proceso.
La afirmación debe tener una estructura sencilla.
EI primer paso consiste en formular una frase concisa y segura que diga lo que queremos ser otener.
¡Yo Soy su Luz!

El siguiente paso consiste en poner la afirmación en funcionamiento Repitamos la frase, con sentimiento, cien veces al día. Parece una tarea imposible, pero no lo es. Se pueden recitar en cualquier momento.
Cada vez que se empieza una nueva afirmación es bueno pronunciarla en voz  alta. Pongamos todo nuestro sentimiento en lo que estamos diciendo.

EI tercer paso consiste en repetir la afirmación durante un plazo que nos hayamos fijado, por ejemplo tres meses. Recordemos que estamos tratando de eliminar comportamientos muy arraigados.
Si obtenemos antes resultados. continuemos con la afirmación hasta terminar con el plazo fijado.

¡Terminemos lo que empezamos!
El momento más difícil es cuando llega el momento de parar y no deseamos hacerlo,  porque la afirmación se ha convertido en nuestro “amigo”.
Posados los tres meses pensemos que otra cosa corregir. Elaboremos una nueva afirmación y continuemos.
¡Rompamos con el pasado, tengamos una nueva con­ciencia y atrevámonos a ir…. más allá del arco iris!
¡Seamos perfectos en nuestros actos… y brillemos en nuestra aura!
Construyamos un templo cósmico formado por muchas auras…
Unamos nuestro microcosmos con el macrocosmos. . .
Vivamos una conciencia planetaria. .
¡Vayamos más allá del arco iris…!
“Yo soy su Luz, vivo en su Luz…
Soy la dimensión más plena de su Luz…
Soy la intención más pura de su Luz”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *