LAS ALMAS GEMELAS


Una de las grandes preguntas que nos hacemos cuando conocemos a alguien a nivel emocional es la pregunta de si es nuestra Alma Gemela. Este concepto siempre se ha podido malinterpretar ya que de alguna u otra manera genera en nosotros una dependencia o incluso una tarea de búsqueda que parece no acabar nunca y que nos hace sentir incompletos o a medias durante nuestro viaje por la vida.

Siempre se nos ha enseñado que las Almas Gemelas eran las dos mitades de un alma que debían encontrarse para unirse de nuevo en cada existencia o encarnación. Lamentablemente,  ese concepto de Alma Gemela está creando en el ser humano una dependencia emocional que en definitiva es todo lo opuesto a lo que el Padre Divino intenta hacernos entender.

Otras enseñanzas han explicado el concepto de Almas Gemelas como las dos almas tan iguales que, cuando encarnaban en el plano físico, siempre eran de distinto sexo para poder ejercer una atracción recíproca a niveles emocionales, sexuales, sentimentales, ideológicas aunque, aceptando la realidad de la heterosexualidad, homosexualidad, bisexualidad y todas las inclinaciones que dirigen a las personas a buscar su pareja en un Ser del mismo sexo esta explicación también carece de cierto sentido.
Es importante entender que todos y cada uno de nosotros al nacer venimos acompañados de un Guía de Luz, un Ser Etérico que nos protege, nos guía y nos acompaña en este maravilloso viaje llamado vida siguiendo a nuestro lado en todas y cada una de las encarnaciones que tenemos con la única misión y finalidad de ayudarnos a descubrir el propósito por el cual hemos deseado encarnar e indicándonos el camino en esta vida, y en las siguientes, para llevarnos a Planos de Consciencia más elevados y dándonos la oportunidad de acceder a puertas de Seres de Luz más elevados para conseguir finalmente la elevación de nuestra Esencia y no tener que regresar más a la Tierra ni a ninguna encarnación, y es este Guía de Luz, que nos acompaña en todo momento y en todas las vidas, lo que más se asemeja a lo que denominamos Alma Gemela. Por lo tanto podemos por fin entender y eliminar la falsa creencia que nos enseñaba a necesitar, a ser dependientes de un amor personal y buscar ese “amor para toda la vida” que nos hacía sufrir y padecer hasta que no teníamos la certeza de que lo habíamos encontrado.
Es a través de esta comprensión cuando por fin podemos entender que el Amor que el Padre nos entrega para nosotros y a todos los Seres que se cruzan en nuestra vida es TOTALMENTE incondicional, dando sin esperar nada a cambio ya que el Amor se no se mide, el Amor se da y cuanto más Amor se da, más Amor se tiene ya que es un Amor Inagotable, un Amor de Servicio. Debemos aprender a usar este tipo de Amor ya que el Amor condicional que se usa hasta ahora crea emociones negativas en el Ego difíciles de controlar, basándose en las dudas, de celos, los diversos roles de control, etc.  Entendiendo y practicando este sentimiento podremos llegar nuestra verdadera Esencia, amando de forma sincera y pura, sin manipular ni buscar dominar a la persona para que se cumplan los deseos personales sino tratando de hacer lo posible para que ambos Seres encuentren su equilibrio y puedan amarse sin condiciones, sin apegos, sin ataduras ni compromisos…  pues no importa uno ni el otro sino la Unidad.
Como ves para entregar este Amor Puro y Verdadero no es necesario buscar la excusa de que somos la mitad de algo y buscamos la otra mitad sino que nosotros como Seres completos somos capaces de entregar el cien por cien de Amor al otro Ser sin tener la sensación de que estamos incompletos desde el propio nacimiento y necesitamos de nuestra Alma Gemela para ser felices y plenos en nuestra vida.

Otra manera de ver o de interpretar el concepto de Alma Gemela no tan sólo se contempla en la búsqueda de la pareja sino también en la relación entre Seres Humanos o Seres Etéricos. Todo Ser tiene vida y es vibración en un determinado estado evolutivo y por lo tanto entre la infinidad de Seres Vibraciones puede encontrarse simplemente en un Ser que tenga una vibración muy similar o casi exacta a la nuestra y por tanto podrá decirse que la vibración entre esos dos Seres está en armonía, en resonancia. Son dos Seres diferentes que vibran de una manera muy parecida y afín de tal manera que también pueden considerarse Almas Gemelas.
La definición correcta es que las Almas Gemelas son espíritus que vibran en afinidad que se crea por un reconocimiento espiritual interior. Como ves si encuentras en tu vida muchos Seres así puedes considerarte un Ser que ha encontrado a muchas vibraciones que son afines y por tanto el concepto de que las Almas Gemelas son tan sólo dos (como en el ideal de una pareja) es también incoherente ya que pueden haber muchas Almas que se reconozcan en una misma vida y que tengas la sensación de haber conocido desde siempre.
reer  que  solamente dos Seres pueden estar en armonía entre sí es poner límite a la Ley de Afinidad ya que existen millones de Seres Físicos e infinitos Seres Etéricos que por Ley de Afinidad pueden crearnos armonía o rechazo ya que en la ley de afinidad también influye la Dualidad que siempre está para equilibrar el Universo y por tanto cada uno atrae aquello que es en su vibración y su estado evolutivo, la Luz a la Luz y la Oscuridad a la Oscuridad, aunque la diferencia del “amor” entre unos y otros es evidentemente MUY distinta.

Una de las verdades espirituales es que  todos  tenemos más  de un Alma Gemela según nuestra evolución y nuestra apertura de Consciencia. Si vibramos en Amor, podremos percibir almas amorosas y, a la vez, seremos percibidos y aceptados de forma recíproca o si la vibración en negativa o densa, lo negativo y lo denso nos buscará por afinidad.

En el Plano Físico la etiqueta de hombre, mujer, hijo, aborto, padres, hermanos, pareja, amigos o enemigos son solamente papeles asignados para cumplir un objetivo dentro de esta obra de teatro que conforma la vida y que termina cuando definitivamente desencarnamos y es en ese momento cuando podemos decir que se ha terminado nuestro acto y se baja el telón.

Después de esta explicación hay puntos que por fin quedan un poco más claros ahora, las Almas Gemelas son espíritus que vibran en la misma resonancia, no teniendo nada que ver con hombre-mujer y no necesariamente se relacionan en pareja ya que pueden ser muchos los Seres con la misma afinidad.

El verdadero y más grave problema de esta crisis espiritual que vive la Humanidad es que mientras exista el Ego no podremos ver la realidad de la Luz Divina tal y como es, ya que nos hace actuar como protagonistas de la obra de teatro, creyéndonos el papel y olvidándonos de que estamos actuando, cerrando nuestra Alma y olvidando quiénes somos en realidad, siendo incapaces de escuchar al otro y ahogándonos en nuestros propios dramas. De esa manera, nuestra vibración cambia y por lo tanto donde antes había Almas Gemelas o Seres que nos amaban de forma incondicional han dejado ahora de serlo porque tanto ellos como tú han cambiado su energía y ya no hay afinidad. De ahí que donde antes había un amigo ahora puede dejar de haberlo y donde antes había un Ser que no entendíamos o no queríamos en nuestra vida se convierte finalmente en un confidente esencial en las ventanas de nuestro corazón y un Alma Gemela más en nuestro caminar…

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *