La Clariaudencia

¿En qué consiste esta facultad?

La clariaudencia es la capacidad con la cual cuentan algunas personas de captar los sonidos, la música y las voces que no pueden ser percibidas a través del oído normal; dicho término tiene su origen en el idioma francés y su significado es “audiencia clara”.

¿Cómo se manifiesta la Clariaudencia? La Clariaudencia suele presentarse de manera integrada con otras capacidades psíquicas tales como la clarividencia o “vista clara” y clarisentencia o “sentidos claros”. Este don suele ser experimentado en diferentes estados de conciencia, tanto durante el sueño, como en estados de conciencia similares a esto (tales como hipnosis, trances, etc.) como en estado de alerta. El chakra que se encuentra directamente relacionado con la capacidad de la Clariaudencia es el quinto chakra, el cual se encuentra ubicado en la garganta; uno de los aspectos fundamentales de la Clariaudencia es que esta suele ser el mecanismo para que las energías sutiles envíen sus mensajes de manera secreta a través de una voz completamente desconocida.

Es muy frecuente que puedan escucharse voces y sonidos clariaudientes en un estado hipnagógico e hipnopómpico, los cuales son los estados que se producen cuando nos encontramos cercanos al sueño, este fenómeno también suele presentarse en todo tipo de recuerdos de vidas pasadas, estos incluyen las regresiones espontáneas o aquellas provocadas a través de la meditación o la hipnosis.

En estos casos personas con la capacidad de Clariaudencia suelen escuchar los sonidos y las voces como si esos fueran doblajes sobreimpuestos a las imágenes que han recordado; por otra parte la Clariaudencia es una capacidad que se encuentra íntimamente relacionada a la vivencia de experiencias místicas, es por esto que sea bastante frecuente encontrarlas en personas como shamanes, sacerdotes, profetas, místicos, adeptos, santos y muchas otras personas que han sido consideradas por su alta jerarquía espiritual dentro de la historia. Las voces escuchadas también suelen considerarse como voces angélicas, divinas, espirituales o fantasmales, de guías espirituales y en general de todo tipo de fuerza energética que no posee una forma concreta en el campo de la tercera dimensión, este fenómeno es llamado en muchas ocasiones como el fenómeno de “la voz del silencio eterno”.

La Clariaudencia suele manifestarse en muchas ocasiones como un sonido de voz interno o simplemente interno que suele distinguirse claramente de la voz interior que tiene la persona; incluso muchas personas pueden llegar a identificarla como la voz de un familiar ya fallecido.

Si bien la voz puede ser desconocida, esta también puede ser interpretada como procedente de una determinada fuente espiritual o energética, por ejemplo existen muchas personas con una gran evolución espiritual que logran identificar las voces de sus propios maestros a través de estos sonidos.

También debemos tener presente que en muchas ocasiones la Clariaudencia puede llegar a ser experimentada como si fuese un factor externo, incluso muchas personas que pueden llegar a realizar viajes a diferentes planos astrales logran percibir diferentes sonidos y no todos ellos logran ser benéficos, puesto que existen muchas energías hostiles que pueden tratar de provocar sentimientos negativos en nosotros.

La clarividencia

La clarividencia natural

Un don divino al servicio de la humanidad.

No sólo existen diferentes métodos de videncia sino que, a lo largo de la historia, han sido miles las personas que han podido tener diferentes experiencias respecto a la visualización de eventos pasados, presentes o futuros, de una manera completamente natural, es decir, sin que ellos así se lo hayan propuesto o lo hayan así programado. Dicho fenómeno es denominado por la parapsicología como “Videncia Natural”.

Historia de la clarividencia natural. La clarividencia natural es uno de los fenómenos de la parapsicología, más estudiados de la actualidad; no obstante los clarividentes han existido desde tiempos remotos, tiempos desde los cuales estas personas se encontraban en la capacidad de utilizar dichos dones para subsistir, de este modo lograban ayudar a los habitantes de diferentes pueblos y comunidades en todo el mundo, a cambio de alimentos, leche o dinero.

De este mismo modo, los clarividentes naturales solían ser consultados por todo tipo de personas, desde reyes y gobernantes hasta plebeyos; puede decirse que este fenómeno sigue siendo popular en la actualidad, ya que todo tipo de personas, artistas, políticos, empresarios, amas de casa, etc. Suelen acudir a la clarividencia natural para tratar de resolver los conflictos más intensos de sus vidas.

¿Qué es la clarividencia natural? Es fundamental que tengas presente que todos los seres humanos contamos con la posibilidad de desarrollar en mayor o menor medida el don de la videncia, un gran número de libros sostiene que la videncia es un don que se encuentra dormido en nuestro interior y que por lo tanto este es susceptible de ser despertado. Con este propósito han sido desarrollados diferentes mecanismos para tratar de despertar este don y sacarlo a la luz; algunos de los métodos más utilizados como herramientas para reforzar el don de la clarividencia natural son la cartomancia, la quiromancia, entre muchas otras mancias.

Las “mancias” son por lo general, consideradas como simples herramientas que ayudan al clarividente natural a interpretar las señales que le brindan los diferentes elementos tales como las cartas, los pozos del café, las líneas de la mano, las imágenes de la bola de cristal, la luz de la vela, etc. No obstante utilizar con frecuencia este tipo de herramientas puede ser de gran utilidad para que muchas personas logren, poco a poco, aumentar sus capacidades de videncia. A pesar de lo citado anteriormente, muchas personas nacen con este don y las mancias simplemente se constituyen en una manera de visualizar con mayor efectividad los hechos que envuelven la vida. Evidentemente el objetivo primario de la clarividencia natural es ayudar a otros seres humanos a resolver todo tipo de problemas.

En este sentido la videncia natural es muy importante, ya que les da a estas personas la posibilidad de brindarle respuestas y soluciones a otros seres humanos que se encuentran completamente imposibilidades para comprender plenamente aquello que les sucede.

La clarividencia natural es tan importante para la vida del hombre, que incluso un gran número de agencias de investigación federal de diferentes países en el mundo han contratado los servicios de quienes se conocen popularmente como “psíquicos” quienes suelen intervenir en diferentes casos para descubrir las respuestas que los investigadores necesitan y que son casi imposibles de resolver por los medios tradicionales.

Clarisentencia

¿Qué es la Clarisentencia? La Clarisentencia es el don que posee una persona de percibir a través de las vibraciones energéticas y de manera extrasensorial, diferentes acontecimientos que se encuentran involucrados con un aspecto determinado. Es decir, una persona con la capacidad de Clarisentencia es capaz de obtener un conocimiento sobre algo determinado, a partir de las sensaciones que le producen determinados elementos, de este modo logra percibir la vibración de los objetos e incluso de las personas; las personas con esta capacidad pueden sentir las presencias de entes energéticos extraños sin necesidad de verlos u oírlos, sin embargo reconociendo que están allí.

¿Cómo funciona la Clarisentencia? Las personas que tienen el don de la Clarisentencia tienen la posibilidad de percibir una sensación interior ante una emoción determinada, la reacción ante lo percibido puede ser positiva o negativa, no obstante se debe tener presente que esta persona no tenían ningún juicio previo ante la situación.

La capacidad de la Clarisentencia es atribuida a personas altamente sensibles que se encuentran abiertos a las emociones y a las energías que les rodean, por lo tanto logran percibirlas, no como propias, sino que simplemente logran intuirlas a grado tal que una vez se encuentran cerca de cualquier persona, pueden sentir los estados emocionales que posee dicha persona en ese momento. A través de esta capacidad, también es posible que una persona llegue a sentir por ejemplo, una carga energética alterada, una vez la persona ingresa a un recinto en el cual han sucedido algunos acontecimientos emocionales bastante intensos.

Las diferentes que se han llevado a cabo a lo largo del tiempo, han puesto de manifiesto que tanto los seres humanos, los animales, las plantas, así también como los objetos, cuentan con un campo energético que nos rodea y que una vez entramos en interacción con otros, intercambiamos energía, dejando así un poco de energía nuestra en el otro y permitiendo que el otro nos plasme con un poco de sus vibraciones.

Por lo tanto podemos decir que aquellas personas que cuentan con la capacidad de la Clarisentencia logran percibir y sentir las emanaciones energéticas de los objetos, así también como las emanaciones de las demás personas, de manera directa. Existen diferentes recursos escritos que explican de manera más o menos detallada cómo desarrollar este don, no obstante, al parecer este don es uno de los más difíciles de adquirir puesto que este lleva implícito la capacidad de sentir, de hecho la capacidad de percibir las vibraciones energéticas tanto de objetos, como de seres vivos y de seres muertos, es una labor nada fácil de perfeccionar.

Se puede decir que la Clarisentencia es un “sentimiento claro”, al estar estrechamente ligada con las emociones, esta se encuentra ubicada en el plexo solar, área ubicada justamente detrás del ombligo, lugar en el cual se encuentran los instintos y los sentimientos viscerales, las sensaciones que nos advierten a los seres humanos la posibilidad de un peligro futuro y que logran realmente ponernos en alerta ante dichas circunstancias.